Cómo usar una VPN paso a paso

VPN

Aprender cómo se usa una VPN es algo vital si se quiere usar de forma correcta. En esta guía aprenderás cómo usarla en diferentes escenarios para que le puedas sacar el máximo partido a tu red privada virtual, y todo explicado con un lenguaje sencillo.

Índice

    ¿Qué es una VPN?

    Cómo usar una VPN paso a paso 1

    VPN son las siglas de Virtual Private Network (Red Privada Virtual), que describe una opción para crear una conexión segura a través de Internet mientras se utiliza una red pública. Si alguna vez te has conectado a una red Wi-Fi pública, te preocupa el uso que el proveedor de servicios de Internet hace de tus datos o simplemente quieres desbloquear los programas de Netflix que no están disponibles en tu zona, deberías considerar el uso de una VPN, o red privada virtual. Los proveedores de VPN utilizan protocolos específicos para garantizar que los usuarios puedan conectarse de forma segura a la red privada virtual.

    Una VPN dirige tu conexión a través de un servidor y oculta tu actividad de navegación. Cuando utilizas una VPN, tu PC u otro dispositivo inteligente se conecta a otro ordenador llamado servidor. La VPN enruta las conexiones de sus dispositivos a través del servidor privado en lugar de su proveedor de servicios de Internet, de modo que cuando sus datos llegan a Internet, no se ven como procedentes de su dispositivo.

    Al utilizar un túnel VPN cifrado, el dispositivo del usuario se conecta a una red diferente, ocultando su dirección IP y cifrando los datos. Una VPN es un servicio que encripta los datos y oculta la dirección IP al mismo tiempo, y que envía la actividad de la red a través de un circuito seguro a otro servidor situado a kilómetros de distancia. Los servicios VPN se conectan a servidores privados y emplean técnicas de encriptación para mitigar los riesgos de fuga de datos de empresas y usuarios domésticos.

    ¿Cómo funciona?

    Mejores servicios de vpn

    Una VPN funciona creando un túnel seguro y privado entre tu ordenador y el resto de Internet. Una VPN de acceso remoto permite a los usuarios conectarse a otra red, ya sea Internet o los sistemas internos de su empresa, a través de un túnel privado cifrado. Una VPN, sin embargo, permite utilizar el WiFi público, que no es intrínsecamente privado, creando un túnel encriptado por el que tus datos se envían a un servidor remoto operado por su proveedor de VPN.

    En definitiva, las VPNs crean una red privada utilizando conexiones virtuales, manteniendo cualquier dispositivo que conectes a una conexión Wi-Fi pública a salvo de los ciberatacantes y otros códigos maliciosos, a la vez que protegen tu información confidencial de ser vista o interceptada sin autorización por terceros, como puede ser un ataque tipo MitM.

    ¿Por qué es importante el cifrado?

    Cómo usar una VPN paso a paso 2

    El cifrado es una forma de protección de datos por la que la información se convierte en un texto cifrado en vez de plano. En el mundo de la informática, el cifrado es la transformación de los datos de un formato legible a un formato codificado, que sólo puede ser leído o procesado una vez descifrado. El cifrado es un medio para proteger los datos digitales mediante una o varias técnicas matemáticas, junto con una contraseña, o clave, que se utiliza para el descifrado. El cifrado de datos convierte los datos en una forma diferente, o código, de manera que sólo pueden leerlos quienes tienen acceso a una clave secreta (formalmente llamada clave de descifrado) o a una contraseña.

    Es decir, el cifrado es el proceso de codificar o encriptar los datos, de modo que puedan ser leídos por alguien que tenga los medios para devolverlos a su estado original. Por tanto, la encriptación es el proceso de utilizar un algoritmo para convertir un texto plano en un texto encriptado con el fin de asegurar que los datos sensibles permanezcan ilegibles para usuarios no autorizados. La encriptación es un elemento fundamental para la protección de datos, es la forma más fácil y crítica de garantizar que la información de un sistema informático no pueda ser robada y leída por cualquiera que desee utilizarla con fines malignos. Sin embargo, la encriptación es un proceso lógico en el que una parte que recibe datos encriptados -pero que también tiene la clave- puede simplemente aplicar ingeniería inversa a los datos y convertirlos de nuevo en texto plano si el algoritmo no es robusto (de ahí la importancia del algoritmo de cifrado en una VPN).

    Aunque los datos encriptados parezcan aleatorios, en realidad pueden volver a convertirse en texto plano utilizando la clave una vez más. El algoritmo de encriptación establece los datos codificados de forma intencionada, de modo que puedan volver a ser fácilmente legibles con una clave de desencriptación. Para desbloquear un mensaje, tanto el remitente como el destinatario deben utilizar una clave de encriptación secreta: un conjunto de algoritmos que codifican y descifran los datos para devolverlos a un formato legible.

    Cómo usar la VPN en 3 simples pasos

    A modo de resumen, la VPN se puede usar siguiendo tres simples pasos (puede variar en función del tipo de cliente VPN que uses) que son:

    1. Conseguir una VPN: puedes consultar nuestra guía para elegir una buena VPN, allí indicamos todo lo que necesitas saber para poder elegir la mejor según tus necesidades, además de dar algunas buenas recomendaciones de servicios VPN.
    2. Configurar la VPN: lo siguiente para configurar la VPN es instalar un cliente para tu servidor VPN, es decir, una app que se puede instalar en diversos dispositivos y plataformas con la que se puede conectar y desconectar o cambiar parámetros fácilmente. Por lo general, no es necesario configurar nada, solo pulsar el botón de conexión y listo. De todo lo demás se encargará la app cliente, aunque siempre puedes configurarla desde cero tú mismo usando, por ejemplo, un cliente OpenVPN...
    3. Elegir el servidor: no obstante, algunos servicios permiten elegir un país donde se alojan los servidores que usarás en tu conexión. Esto quiere decir que usarás una IP de dicho país, por lo que todo el contenido no restringido de dicho país podrá ser accesible para ti, aunque en tu país dicho contenido esté restringido.

    ¿Por qué necesitas una VPN?

    VPN

    Esta pregunta es muy recurrente. Muchos se preguntan si realmente necesitan pagar por un servicio VPN. Y la respuesta es un rotundo sí, tanto si teletrabajas, como si tienes una red empresarial, e incluso si eres usuario doméstico, necesitarás una VPN, ya que con ella te puede permitir:

    • Seguridad: al crear un túnel cifrado, todos tus datos estarán seguros. Ten en cuenta que si estás usando una app cliente todo el tráfico se cifrará. Cosa diferente es si empleas un complemento del navegador, que solo se cifra el tráfico entrante y saliente del navegador web que estés usando, pero no el tráfico que sea de fuera de dicho navegador. No obstante, actualmente se ha sabido que iOS y Android hacen una especie de bypass para pasar tráfico no cifrado incluso cuando estás usando una VPN, lo cual no es un dato positivo.
    • Desbloquear contenido: podrás desbloquear contenido de webs que estén bloqueadas en tu país o zona, también podrás desbloquear apps o software que no se pueda descargar para tu zona en las tiendas de aplicaciones, e incluso acceder a contenido restringido de plataformas de streaming como puede ser Netflix, Apple TV+, etc. De hecho, existen funciones especificas en algunos proveedores de VPN para este tipo de servicios. En definitiva, podrás realizar un bypass a la censura de cualquier tipo a través de la red.
    • Cambiar la IP: si necesitas tener una IP diferente a la real, con una VPN la conseguirás, por lo que tendrás más anonimato y privacidad mientras navegas o haces cualquier tipo de operación.
    • Piratería: algunos usuarios, aunque desde aquí no lo promovemos, usan las VPNs para ocultar a su proveedor de Internet que han estado realizando descargas piratas de ciertos sitios web.
    • Acceso más seguro a la Dark y Deep Web. Aunque uses Tor, eso no quita de que también uses una capa adicional de seguridad como una VPN. De hecho, es lo más recomendable para evitar ciertos riesgos y amenazas de seguridad que puedan estar ocultos en estas zonas de Internet no tan visibles.

    Como ves, puede servir para multitud de cosas, no solo para la seguridad en sí. Por este motivo, es importante que te hagas con una VPN para mejorar tu seguridad, privacidad, y anonimato en la red.

    ¿Puedo usar una VPN en cualquier dispositivo?

    Cómo hacer una copia de seguridad del móvil

    Por lo general, no importa el dispositivo o sistema operativo que uses. Se puede encontrar apps cliente para los sistemas operativos mayoritarios, como es el caso de Windows, macOS, Linux, Android, iOS/iPadOS, así como complementos para los navegadores web Firefox y Chrome, entre otros, e incluso se puede encontrar algunas listas para dispositivos como smart Tvs, videoconsolas, e incluso para configurar la VPN en un router.

    Si tu router lo admite, configurar la VPN en el router es lo mejor, ya que eso significará que cualquier dispositivo conectado a tu router estará protegido por la VPN y no tendrás que depender de apps cliente para cada uno de los dispositivos. Incluso si no hubiera una app cliente para un sistema operativo o dispositivo, podrías protegerlo de esta manera.

    No obstante, mira bien los servicios VPN antes de comprarlos, ya que no todos dan tantas facilidades. Algunos no tienen apps cliente para ciertos sistemas operativos, o para ciertos dispositivos. Es importante que el servicio elegido sea compatible con lo que estás usando en casa o en el trabajo.

    Usar una VPN en Windows, macOS y Linux

    Para poder usar una VPN en estos sistemas operativos, si el servicio VPN elegido cuenta con una app cliente nativa para ellos, lo único que tienes que hacer es:

    1. Elige una VPN y registrate.
    2. Descargar la app cliente desde la página oficial del servicio de VPN elegido.
    3. Instalar la app cliente en tu sistema operativo.
    4. Haz login y conectate pulsando el botón Conectar.
    5. Y con eso ya estarás seguro.

    Dispositivos móviles

    Para poder conectar los dispositivos móviles, como un smartphone o tablet, los pasos son los siguientes:

    1. Una vez elegida la VPN y registrado en ella.
    2. Lo siguiente es ir a la Google Play o App Store para descargar la app cliente correspondiente.
    3. Una vez instalada la app, abre dicha app.
    4. Pulsa en el botón Conectar.
    5. Ya estás protegido.

    Es importante destacar que algunos servicios VPN tienen una función para dispositivos móviles llamada Kill Switch, que es un sistema de seguridad que desconectará la red si la VPN se desconecta. Esto evitará fugas de información si no te has percatado de ello y sigues navegando como si aún siguieras bajo la protección de la VPN.

    Otros dispositivos

    También puedes instalar la VPN de forma similar a como hemos descrito anteriormente en otros dispositivos como los de streaming. Algunos servicios de VPN ofrecen apps para Roku TV, FireOS, etc. Los pasos genéricos para ello son:

    1. Elige la VPN y registrate en ella.
    2. Ve a la app store de tu dispositivo y descarga la app cliente de la VPN.
    3. Conéctate a través de la app y estará listo.

    Por otro lado, es importante destacar el caso de la VPN para el router. Ésta es un poco más complicada de instalar y configurar adecuadamente, y varía en función del router y del servicio VPN. Por ese motivo deberías leer las guías que proveen los diferentes servicios VPN para configurarla y donde te lo explican paso a paso.

    Usando y configurando una VPN de forma correcta

    seguridad

    En los anteriores apartados hemos dicho en el primer paso que había que elegir la VPN y registrarse, pero en este apartado vamos a aprender cómo hacer eso de forma más detallada. Por supuesto, no podemos explicar todos los tipos de VPN existentes, pero lo detallaremos de forma más genérica para que sepas más o menos cómo hacerlo en cualquiera de ellas.

    Cómo elegir la VPN ideal

    Para más información, deberías leer nuestra guía sobre este tema. Pero de forma resumida, para elegir una buena VPN deberías fijarte en:

    • Posibilidad de elegir IP: no todos los servicios de VPN permiten cambiar a una IP del país que tú elijas. Algunos te la asignan de forma aleatoria, lo que es una desventaja. Lo mejor es un servicio que te permita seleccionar el país para así desbloquear el contenido.
    • Algoritmo de cifrado: la mayoría de VPNs de pago usan un algoritmo robusto como el AES-256, pero no debes fiarte demasiado de VPNs gratuitas que usan algoritmos menos robustos o que tienen otro tipo de agujeros de seguridad.
    • Velocidad: depende de los servidores, mientras más servidores tenga, más velocidad podrá desarrollar la VPN. Además, si tienes banda ancha, no debería ser un problema para ti.
    • Privacidad: es importante que no registre datos sobre ti, ni tampoco que no atienda solicitudes o reclamos DMCA (Digital Millennium Copyright Act), que podrían llevar a multas por incumplir la Ley de Derechos de Autor de EE.UU. Esto es así en algunos servicios VPN que están afincados en «paraísos legales» donde no se atienden ese tipo de peticiones y tu identidad estará bien guardada. Y es importante que tenga política de cero registros.
    • GUI y usabilidad: mientras más sencilla sea la app cliente, mucho mejor para el usuario, que sabrá cómo manejarla sin complicaciones.
    • Soporte y plataformas: como he dicho anteriormente, es importante elegir un servicio VPN que cuente con una app cliente nativa para el sistema operativo o sistemas operativos que estás usando.
    • Soporte técnico: que tengan soporte 24/7 en español es una gran ventaja, además de ofrecer varias posibilidades como llamada telefónica, chat, o por correo electrónico.
    • Método de pago: cada servicio VPN acepta diversos métodos de pago, ya sea a través de la Google Play, o de la App Store, mediante tarjeta de crédito, PayPal, e incluso por otros métodos como las criptomonedas, como el Bitcoin, para mayor anonimato.

    Pago y login

    Lo siguiente, una vez elegida la VPN que deseas según los criterios anteriores, es registrarte o hacer login si ya posees cuenta por primera vez. Y por supuesto, introducir los datos del método de pago que hayas elegido para que se pueda cobrar el servicio y comience a ser efectivo.

    Descargar la app cliente

    Como hemos dicho anteriormente, lo próximo es descargar la app cliente. Como en el caso de los dispositivos móviles se hace desde la App Store, es mucho más sencillo. Mientras que en sistemas operativos para el escritorio se debe acudir a la web oficial de la VPN elegida y desde allí descargar desde la zona de descargas.

    No intentes descargar apps cliente desde sitios de terceros, podrían estar modificadas con código malicioso o alteradas para que no te protejan.

    VPN de pago vs gratuitas

    Cómo usar una VPN paso a paso 3

    Otra de las cuestiones a la hora de elegir una VPN es si necesitas realmente una de pago o con una VPN gratuita tendrías suficiente. Por lo general, te recomiendo evitar siempre las gratuitas. No solo por la cantidad de restricciones y carencia de funciones que puedan tener, sino también porque van a ser mucho menos seguras.

    Se han realizado estudios que han detectado que numerosas VPNs gratuitas realmente no eran seguras y tenían agujeros de seguridad. Por otro lado, también debes entender que por algún lado debe estar la ganancia, nadie da nada por nada. A cambio de su gratuicidad suelen registrar datos personales con los que ganan dinero. Por tanto, nada de VPNs gratuitas, ya que es lo más parecido a no tener VPN que hay.

    Existen muy pocas VPN gratuitas que sean realmente seguras. Una de ellas es ProtonVPN, que es de pago pero tiene una opción de usarla de forma gratuita con algunas limitaciones. Otra de las seguras es Atlas VPN, que también resulta de confianza aún siendo gratuita. Pero fuera de estos dos servicios, no te puedes fiar del resto de VPNs gratis.

    Una opción, si deseas probar una VPN sin pagar nada antes de comprarla, es usar las opciones que te dan acceso a ellas durante un periodo de prueba de 30 días. Algo que hacen muchos proveedores. Otros te dan acceso y si antes de un mes te arrepientes te devuelven el dinero íntegro, lo cual también es una ventaja si solo deseas probar. En este caso, tendrías justo lo que tendrías si la compras, sin restricciones.

    No obstante, ten en cuenta que la mejor opción es elegir bien, ir a por una, y realizar un pago por adelantado de un año o más, ya que los periodos largos salen más baratos que si pagas mes a mes.

    Mejor manera de usar una VPN

    Para aprovechar al máximo una VPN, puedes usarla para tareas como:

    • Streaming: para desbloquear contenidos que están disponibles en otros países y no en el tuyo, como series o películas específicas.
    • Torrenting: para descargas pirata para no exponer que has estado descargando contenido bajo copyright.
    • Teletrabajo/Trabajo: tanto si teletrabajas desde casa como desde la oficina, es una forma de cifrar los datos que manejas de clientes, fiscales, etc., para que no terminen en manos inapropiadas.
    • Anonimato y privacidad: o simplemente para mejorar tu anonimato y privacidad cuando navegas por la red, aunque seas un usuario doméstico medio.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Subir