Saltar al contenido
Protegeme

Cómo saber si espían mi móvil Android

Android Andy

Android es la plataforma para dispositivos móviles más extendidas y el sistema operativo más usado de todo el mundo por cantidad de usuarios y dispositivos que abarca. Eso también lo hace más jugoso para los ciberdelincuentes que buscan infectar a cuantos más usuarios mejor. Son ya muchas las apps que se han retirado de la tienda de Google por contener malware con funciones ocultas, entre ellas para espiar.

El espionaje del dispositivo móvil no solo implica estar cediendo datos personales a terceros, también podrían intervenir el micrófono, la cámara, e incluso acceder a datos de pagos o bancarios. Por tanto, es un tema bastante delicado. Por eso, deberías aprender a protegerte y detectar posibles casos sospechosos de que te están espiando…

Cómo protegerme contra espionaje y malware en Android

Lo primero es prevenir, para que no ocurran esos casos de espionaje en tu dispositivo Android. Para ello, tienes que seguir estas recomendaciones:

  1. Protege tu móvil con patrón, pin, o por los sensores biométricos. Y no dejes tu móvil descuidado en algún lugar donde acceda más gente sin que estés al tanto. Podrían cogerlo, rootearlo, e instalarle este tipo de apps espía con facilidad.
  2. Desactiva la instalación desde “Orígenes desconocidos”. En las versiones modernas de Android se ha suprimido esa opción, y es desde el navegador, cuando descargas el paquete apk donde puedes autorizar esa fuente. Pero si tienes un Android anterior a 8.x debes:
    1. Ve a la app Ajustes de tu dispositivo móvil.
    2. Luego busca el apartado de Seguridad (en otros móviles con UIs modificadas podría estar en un lugar diferente).
    3. Dentro encontrarás una opción llamada “Orígenes desconocidos” que debería estar desactivada.
  3. Activar Google Protect, ya que es el servicio de Google para detectar y prevenir la infección con apps que puedan estar en la tienda y tengan código malicioso. Con ello podrás filtrar y estar más seguro de que lo que estás instalando no es malware. Para poderlo activar en tu dispositivo Android es sencillo (por lo general estará y a activo):
    1. Ve a Google Play.
    2. Pulsa sobre los ajustes (las tres líneas que aparecen arriba a la izquierda).
    3. Ve a Play Protect.
    4. Toca el icono de ajustes (engranaje).
    5. Y verifica que Analizar aplicaciones con Play Protect y Mejorar la detección de aplicaciones dañinas están activos.
    6. Ahora, en la pantalla anterior a ésta puedes darle al círculo junto a “Todo correcto” para que analice tus apps.
  4. Instala un buen antivirus, mantén las apps y sistema actualizados y haz escanéos periódicos.
  5. Aún así, debes vigilar las apps que tienes instaladas. Si tienes apps que no usas, eliminalas. Deja solo las imprescindibles. Entre la lista de apps imprescindibles, busca en Internet evidencias de si pueden ser malignas o no. Debes revisar manualmente la lista de apps instaladas:
    1. Ve a Ajustes.
    2. Luego a Aplicaciones.
    3. Ve mirando una a una y los permisos que tienen. Si ves que una app, por ejemplo de linterna, necesita permisos para acceder a tu agenda, al ID del dispositivo, o a tus datos de almacenamiento, es sospechoso. Los permisos deberían ser coherentes, por ejemplo, una app de linterna debe tener permisos para acceder a la cámara puesto que usa el flash, pero nada más. O una app de ofimática debería tener acceso al almacenamiento para guardar o abrir documentos, pero no otros permisos como ubicación, agenda, etc.
    4. También es muy esclarecedor observar el uso de batería de las apps. Si alguna no la usas de forma activa y está consumiendo mucha batería, se podría estar ejecutando en segundo plano sin tu consentimiento para espiar o realizar otras acciones maliciosas. De hecho, uno de los síntomas más claros de que puedes estar infectado es que tu móvil esté caliente cuando no lo estás usando o que cuando pasas un buen rato sin usarlo de repente la batería haya bajado enormemente desde la vez anterior que lo miraste. Para comprobar el uso, puedes:
      1. Ir a Ajustes en tu Android.
      2. Busca Uso de la batería.
      3. En la lista de la Clasificación puedes ver el uso. La pantalla y el navegador suelen ser las apps que más consumen, pero esto suele ser normal. O tal vez alguna con la que pases bastante tiempo, juegos, etc. Pero si en la lista hay un consumo anómalo de una app que casi ni abres, podría ser la sospechosa…
    5. Si recibes SMS sospechosos pidiéndote verificar algún servicio, o claves de confirmación, etc., debes también sospechar.
    6. Otro síntoma de alarma puede ser que una app haya consumido gran cantidad de recursos de red si no la usas. Puede que esté ejecutándose en segundo plano y reportando datos privados:
      1. Ir a Ajustes.
      2. Conexiones de red.
      3. Uso de datos.
      4. Observala lista de apps y su consumo. Detecta si hay alguna que consuma demasiado y no la estés usando tanto como para justificar ese consumo de datos.
  6. Si has encontrado apps sospechosas, desinstala inmediatamente y escanea con un antivirus. Luego, busca en la app Google Play una alternativa no maliciosa si es una de las apps que usas frecuentemente.

Ya esto infectado ¿qué hago?

SI ya estás infectado con algún malware, te recomiendo leer nuestra guía genérica para desinfectar tu dispositivo móvil Android de cualquier código malicioso…

Ahora bien, otras de las cosas que puedes hacer si crees que te están espiando es:

  • Cambia todas tus contraseñas de sesiones activas, ya que es probable que si tienes algún keylogger u otro código de espionaje las hayan podido averiguar. Si el servicio lo permite, es recomendable que uses la verificación en dos pasos. Y siempre usa contraseñas robustas, es decir, de más de 8 caracteres, y que no sean fechas o palabras que estén en el diccionario. Lo ideal es una sucesión de números, letras minúsculas y mayúsculas, así como símbolos. Por ejemplo: aW75A3_e€0
  • No apuntes con tu cámara frontal o trasera cuando estás desnudo o hay alguien desnudo en el campo de visión. Si te espían, podrían usar las imágenes para hacer sextorsión. Si has sido víctima y lo tienes claro, denuncia el caso a las autoridades (Policía o Guardia Civil).
  • Desconecta los Datos y WiFi de tu teléfono siempre que quieras evitar espionaje, como en los momentos más íntimos, reuniones importantes, etc. De ese modo no tendrán acceso remoto a micrófonos o cámara.
  • También venden tapas o pegatinas para las cámaras integradas.
  • Como último recurso, haz una copia de seguridad de tus datos y haz un hard reset del teléfono para que se elimine cualquier tipo de malware que te esté afectando.