Uno de los ataques cibernéticos más fuertes a causa de las DNS abiertas

Lo que en un principio se supuso que era un ataque hacia el software de la empresa Spamhaus, dedicada a configurar bases de datos con correos electrónicos de spammers para comercializarla con proveedores de servicios ISP’s, ha finalizado convirtiéndose en lo que los entendidos en la materia categorizan de uno de los ataques más grandes […]

Lo que en un principio se supuso que era un ataque hacia el software de la empresa Spamhaus, dedicada a configurar bases de datos con correos electrónicos de spammers para comercializarla con proveedores de servicios ISP’s, ha finalizado convirtiéndose en lo que los entendidos en la materia categorizan de uno de los ataques más grandes en Internet.

Alex Fitzpatrick, técnico de Mashable, afirma que dicho ataque ha provocado un menor rendimiento en la velocidad de navegación en la comunidad internacional, pero especialmente en los países europeos.

El ataque se produjo una vez que Spamhaus incluyó en una de sus listas a la empresa Cyberbunker, y una vez que esto comienza a suceder, Spamhaus contrata a CloudFlare para rechazar la agresión; de manera que se comenzó a reenviar el mismo ataque mediante múltiples centros de datos, cuando generalmente tienen un tamaño de 100 gigabits por segundo, convirtiéndose en una respuesta de 300 gigabits por segundo ante los ataques de la empresa contratada. Cloudflare cayó víctima de este ataque ya que su dirección DNS era muy vulnerable, de manera que falsificaban las direcciones IP aumentando el envío masivo de ataques.

Esta batalla ha abierto la veda entre las empresas de seguridad informática para que resuelvan de manera primaria el problema que supone tener una DNS abierta, ya que puede ser víctima de estos ataques.

Deje un comentario