La petrolera saudí Aramco se vé obligada a desconectar su red tras sufrir un ciberataque

La mayor petrolera del mundo ha confirmado que el pasado 15 de agosto se vio obligada a desconectar todos los accesos externos de su red tras comprobar que las estaciones de trabajo de algunos de los empleados habían sido infectadas por un malware. Esta medida ha sido tomada como precaución para evitar propagar el software […]

La mayor petrolera del mundo ha confirmado que el pasado 15 de agosto se vio obligada a desconectar todos los accesos externos de su red tras comprobar que las estaciones de trabajo de algunos de los empleados habían sido infectadas por un malware. Esta medida ha sido tomada como precaución para evitar propagar el software malicioso a otros componentes de la red.

Un malware es un software malicioso (del inglés malicious software) que tiene como objetivo controlar un ordenador, sin el consentimiento de su propietario, con el propósito de conseguir datos o información sensible.

La compañía no ha informado sobre el origen del ataque o de quién está detrás de él, pero insiste en que no han sido interrumpido ni las operaciones de producción, que se están realizando con normalidad, ni las tareas administrativas ni de gestión de la compañía ya que no está infectado ningún servidor de red.

Según fuentes de la petrolera “la empresa emplea una serie de procedimientos preventivos y múltiples sistemas redundantes dentro de un avanzado y complejo sistema diseñado para proteger tanto el software de trabajo como el sistema de bases de datos”.

El incidente ocurre tras el sufrido por la Compañía Nacional Iraní de Petróleos (NIOC por sus siglas en inglés) en el pasado abril de este año, cuando fue detectado un virus en los sistemas de control de una de sus plantas petrolíferas dejándola fuera de servicio. De hecho el gobierno persa está estudiando la posibilidad de desconectar de Internet todas las infraestructuras sensibles de sufrir ataques de este tipo.

Los ciberataques a infraestructuras críticas como las relacionadas con el petroleo, son más comunes de lo que piensa el gran público. En muchos casos ni siquiera salen a la luz para no generar incertidumbre y evitar posibles pérdidas en bolsa.

Fuente: www.segurityweek.com

 

Deje un comentario