Crean una red virtual de 300.000 dispositivos Android

Los smartphones, tablets y demás dispositivos móviles se encuentran expuestos a multitud de riesgos diferentes a través de su sistema operativo, mediante el acceso a redes WiFi abiertas o al acceder al GPS (en este caso no de manera directa). El Laboratorio Nacional Sandia ha diseñado un proyecto para analizar mejor los ataques a la […]

Los smartphones, tablets y demás dispositivos móviles se encuentran expuestos a multitud de riesgos diferentes a través de su sistema operativo, mediante el acceso a redes WiFi abiertas o al acceder al GPS (en este caso no de manera directa). El Laboratorio Nacional Sandia ha diseñado un proyecto para analizar mejor los ataques a la seguridad de estos dispositivos móviles, creando una red virtual de 300.000 máquinas virtuales Android denominada MegaDroid. El software utilizado estará accesible a la comunidad científica a través de una licencia OpenSource, y corre sobre un sistema multiprocesador basado en el Intel Core i7 con 12 GB de RAM. Cada uno de los nodos es capaz de recrear 580 máquinas virtuales Android 4.0.

El propósito del proyecto es analizar los ataques de seguridad a dispositivos móviles y conocer el alcance y repercusiones de estos. Cada dispositivo virtual puede hacer uso de funciones adicionales, gracias a la creación de una especie de “GPS virtual” que alimenta los dispositivos Android para simular la manera en la que se reciben datos vía GPS en el mundo real. Este proyecto ha sido patrocinado por el gobierno de los Estados Unidos, que tiene la intención de usar un sistema operativo Android modificado para fines militares, y forma parte de otro más amplio – dotado con 500.000 $ de presupuesto – para estudiar las amenazas de seguridad a los sistemas informáticos y sus implicaciones en Defensa.

Cuando la red MegaDroid esté disponible para otros investigadores – no conocemos la fecha – supondrá un espaldarazo en la investigación de seguridad, al poder estudiar el comportamiento del software malicioso en un entorno mucho más parecido al real. Aunque la mayoría de los ataques que pueden sufrir nuestros terminales no son debidos a ataques en red sino a que – por desconocimiento o descuido – descargamos de manera voluntaria lo que no debemos, no deja de ser una buena noticia que tendrá su aplicación en el campo de la seguridad en un futuro no demasiado lejano. Al igual que ocurre con nuestros ordenadores, debemos tomar precauciones a la hora de acceder a páginas web, escanear enlaces QR o utilizar las nuevas conexiones NFC de pago por contacto.

Fuente: Neoteo

Deje un comentario