Configuración para controlar su webcam

A menudo nos olvidamos de revisar la configuración que tiene por defecto la webcam de nuestro ordenador, y sin percatarnos estamos enviando imágenes a otros usuarios. A continuación ofrecemos cuatro consejos para mantener controlada su cámara y lo que comparte con ella. –          Es necesario desconfiar de la configuración de ordenadores que se compran de […]

A menudo nos olvidamos de revisar la configuración que tiene por defecto la webcam de nuestro ordenador, y sin percatarnos estamos enviando imágenes a otros usuarios. A continuación ofrecemos cuatro consejos para mantener controlada su cámara y lo que comparte con ella.

–          Es necesario desconfiar de la configuración de ordenadores que se compran de segunda mano, ya que no es extraño que incluya un software silencioso, como puede ser el denominado Prey o LogMeln, con los que la cámara se activa de forma remota y envían capturas de panta, informes de todo lo que procesa con su equipo, además de imágenes cada pocos minutos. Asimismo, suelen llevar instalados unos programas de geolocalización que funcionan por red wi-fi.

–          Si su cámara tiene una luz led que le avisa de su uso y se enciende o parpadea cuando no ha autorizado el permiso, podría estar teniendo un uso inadecuado. Debería de incluir una alarma, a modo de pitido, cuando se conecte la cámara, ya que la función de la luz ha podido ser también desactivada y no podría estar percatándose de ello. Si tiene cualquier tipo de sospecha, cierre su ordenador y llévelo a la comisaría de policía.

–          Es necesario cuidar del equipo manteniendo los antivirus actualizados, al igual que sus plugins y firewalls habilitados. Si su ordenador tiene conexión a Internet, proteja su router con el máximo nivel permitido de encriptación, escogiendo claves complicadas en las que utilice letras (mayúsculas y minúsculas), números y caracteres especiales, ya que de lo contrario estará expuesto a los hackers.

–          No descargue archivos adjuntos de mails con remitentes desconocidos y no acceda a paquetes que puedan descargarse en redes sociales o chats, además deberá de eliminar de inmediato cualquier archivo que termine en .exe.

Deje un comentario